SEMANITA MEDIO DE LA CHINGADA

Vaya días...
Qué semanita la que esta por terminar, eh... El lunes pasado, de asueto, dado el adelanto del Día de la Constitución (donde se celebra más su desmantelamiento progresivo que su respeto como dizque nación soberana que somos), quién iba a saber que la agenda planeada para los siguientes días se iba a ir por el caño... El lunes, la verdad, estuvo bastante dominguero, pues con los mismos boxers con los que me levanté estuve todo el día viendo pelis y series en DVD. Después, ya en la tarde, me aburrí de estar rascándome las nalgas y me bañé (¡esto de la vida en soltería es todo un caso saber sobrellevarlo!)... Ya el martes, temprano, me levanté con el pie derecho, como siempre: "ah, un día más... hola, señor Sol... ¿cómo estás, dulce ruiseñor que te posas sobre mi ventana?", dije de manera un tanto cursi al abrir las ventanas de par en par y notar que el día había amanecido nublado. No lo percibí entonces, pero ahora sé que esa fue la señal de la semanita fastidiosa que me tocó... Llegué al trabajo. La idea que tenía era agilizar todo para así, en la noche, poder ir al Colegio de San Ildefonso a la inauguración de la expo de David LaChapelle (al reven previo taaaaampoco pude asistir). Un par de horas antes de dicho evento me asignaron un trabajo en el Hotel Marriot de Polanco, el que está frente al Auditorio Nacional. Un libro sobre los 50 años de la computación en México... Pero qué aburrido evento. Incoloro, sin sabor. Insufrible la participación de uno de los oradores, el ex rector de la UNAM, José Sarukhán. Además empezó con retraso y los choros fueron interminables... Mis conocidos en la apertura de la expo del fotógrafo/videoclipero me preguntaban vía sms qué dónde chingados estaba. "Ya, ahí voy", eran mis respuestas que jamás se hicieron realidad... El miércoles confirmé que mi puto celular mierdero que me costó un ojo de la cara no vale ni 15 devaluados pesos. Sony Ericsson con pantalla poca madre, ligero, chido modelo, con juegos más que divertidos, buena capacidad de memoria, localizador, 3G, bluetooth, etc, etc, etc, me salió más lento que Calderón ante la crisis: se traba, luego me dice que la tarjeta SIM no está instalada, como que se apaga solo y se vuelve a prender, se pone reina en ocasiones cuando quiero oir música, el manos libres lo pela cuando quiere... o es una mamada con fallas de fábrica o un pinche hacker anda haciendo de las suyas (obviamente tengo garantía y ese movil no dura más de una semana conmigo)... Ese mismo día, como ópera, mi semana dramática fue in crescendo: en la chamba, parte del trabajo hecho previamente se desechó en un segundo por el contexto y por la alineación de los astros. Cosas que se habían hecho con anterioridad que siempre no sino Plan B... Ni pedo. No es la primera ni será la última vez que pasa en este oficio. El grandísimo desmadre es que en esas circunstancias el margen de tiempo que uno tiene para maniobrar está apretadísimo. Al cuarto pa' las cinco. Y ahí estamos con el intelecto a mil. Es la hora de comida y sólo vemos como los benditos van a comer. Las maquinitas con Canelitas, cacahuates japoneses y barritas de granola nos tranquilizan la tripa... pero un rato. Empiezo a sentir ciertos vuelcos en el estómago. Pienso que es el aire dando giros en la panza vacía. Ja-ja-ja... Más tarde, en la noche, los latigazos en la panza son mortales. Al parecer esta semana conocí a esa chica llamada Gastritis... quien extendió su tarjeta de presentación sólo como ella sabe hacerlo: en la mera boca del estómago sientes cómo se estiran de aquí pa'llá y de allá pa'cá los músculos, percibes esa sensación como si te estuvieran echando ácido pozolero (rrrssssssshhhhhh) en tu pancita. El estómago es una jerga que se exprime solita y tú nomás por fuera retorciéndote como gusano enlimonado pidiendo piedad a quien corresponda: "¡¡¡ya no maaaameeeeeeeees!!!" Me aventé como tres mil quinientos ochenta y cinco mil doscientos veintisiete Yacult y unas pastillas que me compré en una farmacia que la verdad me alivianaron mucho... Qué dolor tan jijoesu!!! Tendré que ir al doctor a ver qué chingados fue, si la presión, la inanición, ambos o es que es mi inevitable encuentro cercano con Doña Gastritis... Para reivindicarme con la banda por la ausencia del martes en lo de David LaCapilla, el jueves supuestamente nos íbamos a ver en el reven de inauguración de la gira de documentales Ambulante, en Tacuba, Centro Histérico, pero nuevamente les quedé mal (mil disculpas, Mademoiselle Butterfly) pues por ciertos coletazos de panza decidí mejor irme a guardar. También ese jueves iba a comer camarones con amigos de la chamba (ya saben, a la diabla, con su limón, salsa y micheladas frías) y terminé comiendo frutitas (que gay, jaja) en el tupperware que una compañera de esas que siempre están a dieta y comen saludable y hacen ejercicio, me compartió al saber de mis estomacales penurias... Pa' ponerle cereza al pastel, ese día salí como a las 11 de la noche y me fui en metro a mis aposentos, por los rumbos de la Roma. El estómago como que quería dar batalla y yo: "diosito no, por favor" (diosito, jaja). Total, llegué a la casa de ustedes (podré estar con dolores pero nunca sin modales, je) y justo cuando cruzo el umbral disponiéndome a descansar, mi mente viaja rauda y veloz, telepática, a mi escritorio, enfocándose justamente en esa zona donde unas revistas sostienen un documento que me debí haber traído y dejé allá. ¡Chingada madre! O iba por él en ese momento o al otro día tenía que levantarme muy temprano e ir a buscarlo. ¡Mierda! Ni la sudadera me quité. De regreso, pero ahora en un taxi... Ya para entonces voy en un estado como vegetativo-valemadrista... Además, qué frío hacía... Hoy viernes dije: sólo falta que me cague una paloma, cosa que, por fortuna, no sucedió. Tampoco hubo dolor de panza, por lo que me dedico a escribir esta entrada (blog, blogcito mío, hijo de mis entrañas y fruto de una borrachera decembrina, mil disculpas te pido por esta ausencia), a la vez que bajo música y películas (adicción muy arraigada que dejé por cierto tiempo) y converso por el msn con una amiga que ahora resulta ser una especie de Nancy Spungen del punk nacional, aunque su historia no tiene desenlace con cuchilladas y sobredosis de heroína sino con un chilpayate y toda la onda... ¡Quién la viera!
*
Y según, ahora sí, el convite con las amistades dos veces plantadas se salda mañana en el Pasagüero, con su noche de iPods, o en el XV aniversario de Los Esquizitos en el Alicia... Esperemos... Hasta no ver, no creer.

6 pechoch@s: (+add yours?)

Alma dijo...

AY PECHOCHO NO QUIERO FASTIDIAR EL DISFRUTE DE TUS AMARGOS Y GASTROINTESTINALES DIAS... PERO PREGUNTATE ALGO... Y SI EN LUGAR DE COLITIS HUBIERA SIDO UN CHORRILLO DE ESOS QUE TE DEJAN MUERTO, O SI POR NO HABER IDO POR ESE DOCUMENTO TE HUBIERA PICADO UN ANIMAL, O HUBIERAS TENIDO UN SUEÑO NEFASTO Y TE DA UN PARO CARDIACO... Y QUE TAL SI ESE DESANGELADO EVENTO NO HUBIERA EXISTIDO Y POR ANDAR EN LA PARRANDA TE MACHUCA UN CARRO... NO TODO LO QUE PASA ES TAN FATAL A MENOS QUE TU QUIERAS Y COMO ASI LO QUISISTE Y ASI LO SENTISTE, PUES CHINGATE POR NEGATIVO JODIDO (CON TODO RESPETO YA SABES QUE SE TE QUIERE).... PIENSA QUE MIENTRAS TU VEIAS EL MUNDO GRIS Y TU PANZA ARDIA, HABIA MILES QUE MORIAN, ERAN ASALTADOS, VIOLADOS, DEGRADADOS... NO TE FUE TAN MAL MI REY,.. ASI QUE NO SEA MENSO, AHORA DESQUITE Y VENGUECE DE ESOS MALOS RATOS, ESO ES DIVINO.... ESPERO QUE YA NO TE DUELA LA PANZA, Y SI TE DUELE, NO CHILLES AGARRA PIEDRAS Y AVIENTALAS.... Y SI NO TE GUSTA SUFRIR PUES VE AL MEDICO, ASI DE FACIL JÁ.... YA ME GANASTE EN LA SUFRIDERA EHHH Y A PARTE NO ESCRIBIAS QUE BARBARO AQUI UNA COMO MANIATICA OBSESIVA CHECANDO TU BLOG, SE TE EXTRAÑA!!!!!.... Y COMO YA ME CANSE DE ESCRIBIR AHI TE VES...

miss tifoidea dijo...

hahahahaha
chin, qué semana!
guácala, odio el yakult!
hahahaa
gastritis :O
hace mucho que no viene a visitarme
:O
qué cosas comes! D:

Anónimo dijo...

jajajaja, ana y sus comentarios de unete a los optimistas

**Lucerita-Asíntota** dijo...

pff! vaya semana... Tuve una parecida, pero la semana pasada n.n
Saludos!

Xhabyra dijo...

Ese mi blogger pechocho no te estreses aqui te tengo un pomo ;)

Alnilam ريداي dijo...

chale... no ps ke semanita esperemos que en esta te vaya mucho mejor