METODOLOGÍA E INVESTIGACIÓN

31 pechoch@s

Háganme una pregunta.
La que quieran.
Y no se censuren.

¿DÓNDE TE AGARRÓ EL TEMBLOR?

18 pechoch@s

Metido en la computadora y en franca espera del término del día, una amiga, Rocío -Chío pa' los cuates- rompió el no tan pesado silencio de nuestra desmadrosa oficina: "está temblando".


Yo ni me inmuté. El resto de los ahí presentes no dijo nada tampoco. No sonaba ninguna alarma ni los movimientos trepidantes que suelen identificar a este fenómeno se sentían. Era, en todo caso, el edificio nuevamente cimbrándose por el ciclista que pasó por la esquina. Y es que esta horrible construcción que tenemos por sitio de trabajo se mueve hasta con el estornudo del cuate de seguridad de la planta baja.

Todos seguíamos con nuestra cara de indiferencia (por no decir de vaca pastando en pampa argentina) hasta que, ¡¡tómala barbón!!, todas las mac's, lapiceros, sillas y cuerpecitos nuestros moviéronse como si a todos, a la vez, nos hubieran dado un toallazo mojado en nuestras existencias. ¡Crrrrriiiiicccccc! Hasta tronaron las costillitas del edificio, clarito lo oí: ¡crrrrriiiiicccccc! Vaya, ahí sí iba tan en serio la cosa que hasta la alarma -aquella que supuestamente debe sonar cuando el temblor surge en su epicentro- se activó en todo el ambiente:

Wawawa (cuatro pisos pa' bajo) wawawawawa (y ahí vamos todos por las escaleras) wawawawawawa (no corra) wawawawawawa (tres pisos) wawawawawawawawa (no empuje) wawawwa (dos pisos) wawawawawawawawawa (un par de chicas llorando) wawawwawa (un piso) wawawawawawawawawawawa ("ya pa' qué suena la pinche alarma, ya ni está temblando") wawawa (planta baja) wawawawawawawawawawawa (las chicas siguen llorando) wawawawawa...

No se las hago larga: estuvimos en la zona de seguridad 10 minutos. Ya saben, esperando ver si no hay réplicas, si el edificio está bien, controlando las crisis nerviosas surgidas, etc, etc, etc. Y otra vez pa'rriba. Las risas a lo que da, la broma a flor de piel, "Chío, ahora sí te haremos caso cuando nos avises lo que sea, tienes don de perro, ya ves que dicen que ellos predicen temblores".

A últimas fechas si la tierra se mueve en México es porque el de la foto que corona este blog, Carlos Salinas de Gortari, "el Pelón" (un expresidente mexicano mezcla de Fujimori, Maquiavelo, Mickey Mouse y Barrabás, para quienes no estén en contexto), anda cerca o enojado. En esta ocasión creo que se sigue confirmando la especie. Ese cabrón es el mismísimo diablo. Me cae.

Y a ustedes, chilangos y chilangas, ¿dónde los agarró el temblor?

ADIVINA ADIVINADOR...

20 pechoch@s

Photobucket
¿Qué es y qué trata de decirnos este ser animado?
1. Es un usurero especulador riéndose y saboréndose (o saboreándose y luego riéndose, anyway) ante el inmejorable banquete que le significa la actual crisis económica: "¡lucro con los intereses!"
2. Es un cerdo en doloroso proceso de conversión en vampiro chupasangre: "¡huyan!"
3. Es la nueva faceta política de Francisco Solís Peón, mejor conocido en los lubricantes mundos del table dance como "Pancho Cachondo", quien renegando de su pasado conservador panista y ahora bajo el emblema del PSD, es candidato por la delegación Cuauhtémoc: "¡voten por la izquierda motherna!"
4. Es Super Porky, luchador antes llamado Brazo de Plata, después de que le aplicaran martinete, doble nelson, la tapatía y piquete en los ojos: "¡guácala de pollo!"
5. Es una víctima -en crisis nerviosa- del reciente marranicidio egipcio: "Ingiero mucha vitamina C, se los juro...", alcanzó a decir antes de que le dieran pa' su arroz las fuerzas del orden.
6. Es Spider Pig. Así terminó el pobre cerdo después de una breve estancia en la casa de la familia Simpson: "(frases incomprensibles)".
7. Es el amante de Peggy (la de los Muppets, no la de la Carabina de Ambrosio... o quién sabe). Cuando la Rana René sale de viaje, este atento chanchito vela por la seguridad y bienestar de la susodicha. (Aquí justamente están retozando en la cama, pero por obvias y pudorosas razones no podemos mostrar toda la escena. Y menos lo que está diciendo.)
8. Es Porky (sí, "nuestro rey, favorito, sin igual") en el ocaso de su carrera. Ya viejo y adicto a la heroína en una calle nauseabunda de Sunset Boulevard: "¿Eso es to, eso es to, eso es todo amigos? ¿No traen más droga?"
9. Es el vector de la gripe porcina, hoy política y correctamente llamada influenza AH1N1: "esta fiebre ta' deeeeeensaaaaaaa, mi chavooo..."
10. Es la real identidad del Blogger Pechocho: "..." (?)

CUÉNTAME UNA HISTORIA...

8 pechoch@s

video
video
Pasito tun tún. Los domingos la Alameda Central es un salón de baile de espontáneos paseantes que sacan a relucir sus mejores pasos. Con sólo un par de bafles, un CD con buenas cumbias y una consola (con sus respectivos cables), personajes del mundo popular chilango confeccionan su sueño de una tarde dominical en la Alameda Central. Díganme si no con este par de videos (una duda: ¿el wey del primer video discretamente me recuerda el 10 de mayo con un disfrazado pasito de baile?)
--
Siluetas y reflejos. Ella (la alada) y yo (el pechocho).
sombra
Photobucket
--
Humo. Una sesión de limpia "prehispánica" con copalero Made in China.
limpia
--
La Prensa. Nunca lo había visto así pero ¿por qué un periódico -el "que dice lo que otros callan"- tiene como emblema un león enojado? ¿Algún diseñador en línea que me lo diga?
leon
--
Ángeles de noche. Contraste de color... En la noche no necesariamente todos los gatos son pardos. Y menos los ángeles.
angelcoyo
angel
--
Bellas artes de noche. Eso que se ve al fondo de la cúpula, efectivamente, es la luna.
noche
--
El cartel de Tepito. "Aviso importante".
cartel
--
Amores. Qué grato sería decir: "yo siempre he vivido en Amores".
amores
--
She's like a rainbow. Ya que ando de cursi, ahí les va esta foto...
arcoiris
--
Triste noticia. Y lo dice la UNAM.
caguas
--
Fantasma. O un objeto volador no identificado sobrevolando el Zócalo a baja distancia. Muchos ciudadanos juran haber visto hombrecillos color verde en su interior.
fantasma
--
En el marco. Un Zapata punk vigilante en una esquina del centro.
Photobucket
--
Semiótica. Oh, naturaleza dadora de dones. Aquel que no sabrá leer, por los conceptos del significado se habrá de guiar.
baños
--
Hayuntamiento. Sin comentarios (no llegaron, se quedaron en Hayuntamiento # 10, "aquí").
hayuntamiento
--
Ejecutados. "¡¡Muajajajajajaja!! ¡He vuelto, y todos morirán!"
chucky

RENOVACIÓN SOCIAL (O LA EXTERMINACIÓN DE LOS GARGAJOS)

8 pechoch@s

Qué calor hace (endiablado). Mientras el sudor aflora en la espalda (humedece la camisa) escribo esto sentado a la silla.

Estoy desvelado (me duele un poco la cabeza). Ayer salí con amigos a recobrar la ciudad, después del virtual toque de queda en el que se nos enclaustró las dos últimas semanas.

Del Salón Corona (tacos de pulpo, michelada de cerveza oscura, quesadillas y el saludo del buen Mingo, mesero tótem del lugar) al Madero Red (botana de chicharrón enchilado amenizado por DJ's electroscurosochentosos) para terminar en el Pasagüero (DJ Aztek y sus scratchs con éxitos musicales de ayer y hoy), el objetivo final se cumplió: encontrarse con las amistades (Judith, Robert, América, Nata, Yolanda, Juan, et al), conversar animadamente (la contingencia sanitaria devenida activo político electoral, la ineptitud del sector salud, el tatuaje de la DJ del Madero Red, el cartón de Hernández de los "chicos superpanistas", el libro de Carlos "el ahumado" Ahumada, el buen sabor de los tacos de pulpo del Corona, la señora con el ojo tapado que siempre pide dinero por la avenida 5 de mayo), beber y refrescarse la garganta, esa garganta tan vigilada en los días recientes (micheladas oscuras o claras, cubanas, León, Indio, XX Ámbar...), bailar para desentumir el cuerpo (me aventé los pasos de Billy Jean magistralmente)...

Y es que volvíamos a la normalidad, así, en cursivas. La cotidianidad citadina (el tráfico, las mentadas de madre de los cláxones, el metro a reventar, la neblina de smog, las prisas, los ríos de gente) nunca habían caído tan bien en el ánimo de los chilangos. Fue una especie de reencuentro con la identidad defeña (una identidad a últimas fechas adulterada y trastocada).

Una normalidad en cursivas porque después de esta experiencia traumática (no exagero, el miedo reinó en millones de habitantes, primero en el DF, luego en México, para después extenderse hasta lugares como China) creo ya no seremos los mismos. O seguiremos siendo los mismos, pero ya con un perfil más definido.

Me explico: a partir del flujo de versiones sobre el origen y el manejo de la influenza AH1N1 (no gripe porcina -pobres puercos, no tienen la culpa-, no gripe mexicana- los mexicanos, como Pepe El Toro, somos inocentes-), la sociedad mexicana tuvo un momento esencial para verse en el espejo de la situación y autoevaluarse. Sobre el caso tuvo la información oficial (echa bolas, como siempre, y con sus ya obligados aires de triunfalismo y sus dosis de surrealismo), la información de los medios electrónicos (monopolios que estuvieron montados -con su respectivo maquillaje para aparentar pluralidad- en la agenda oficiosa) y la información multicanal (aquella que brotó en columnas, mensajes, correos, blogs) y que abordó el tema de una manera no tan ingenua y más crítica.

El hecho de que muchos ciudadanos se apanicaran (¿quién no vio gente en sus autos, con las ventanas cerradas, solos con su alma y su volante, con cubrebocas y hasta con guantes de látex en las manos?), o de que otros tantos tomaran en cuenta el llamado a la prevención pero sin caer en el alarmismo, manteniendo una actitud crítica ante la contingencia, son elementos que fomentan más la personalidad del país en este inicio de siglo... Sólo que una duda queda en el aire: ¿cuál de estas dos poblaciones (representativas) juega en verdad un papel relevante en el país? ¿Cuál es la que en verdad pesa e incide?

A la distancia de las "medidas enérgicas" que trajo consigo el brote virulento, veo que el caso de la influenza es ya otro de los capítulos de la vida nacional que ha despertado fuertes polémicas en últimas fechas (no me voy tan lejos, hablo de este sexenio): el conflicto electoral, la legitimidad de Calderón, los policías y militares ligados con la delincuencia organizada, el "accidente" en el que murió Mouriño y Vasconcelos, las formas y maneras de Elba Esther Gordillo, los (sospechosos) granadazos de Morelia, la impunidad con la que se pasea Fox (y su esposa, y sus hijastros), la protección oficial a funcionarios claramente ligados de una u otra manera a la pederastia (botellas de cognac), el ejército de muertos por doquier... Y para no hacérselas larga, la última entrega de esta historia de película: ahora resulta que siempre no es catarrito y que ya estamos, oficialmente, en recesión... Situaciones. Todas y cada una de ellas, realidades presentadas en su momento. Con inicio... pero sin final.

A tono con esto, justamente ahora leo el libro "Las historias más negras de narco, impunidad y corrupción en México" (de José Reveles, de reciente salida en librerías). Si les gusta el género del terror, les recomiendo esta investigación periodística, la cual cierra su introducción con estas contundentes líneas: "Estas páginas son un intento de aproximación a la verdad en un sistema de gobierno diseñado para el ocultamiento, en una sociedad que está ávida de saber y de confirmar sus más terribles sospechas, en un país donde -para desgracia de sus pobladores- no pasa nada".

Nada de nada. Siento que en otro país un poco más decente (ya no digamos democrático) algo, mínimo que sea, se hubiera movido. Pero aquí, nada. Nada de nada.

¿Qué nos habrá dejado la influenza, no sólo como virus sino también como contingencia y el manejo que se le dio? ¿Nada de nada?

Así las cosas -y no bajo la visión del pesimista sino del realista informado- al menos espero que el AH1N1 haya dejado una enseñanza en este pueblo. Sí. Que ya no existan esos pinches señores que uno se encuentra en el metro o en la calle gargajeando a la vista de todos, sin rubor alguno, para después lanzar, ya a las vías, ya a la calle, su escupitazo verdoso y balbuceante. Asquerosos.

IDEAS BREVES DE UNA SEMANA ABURRIDA

14 pechoch@s

1. Asistimos a una de las epidemias más (por no decir "la más") breves de la Historia Universal. Como diría una gran amiga: "A lavar pisos... y a lavar conciencias".
2. Todo parece indicar que los conciertos de Metallica no se cancelan. ¡A wevo!
3. "La corbata puede ser un artículo de la ropa que guarde microbios, porque con mucha frecuencia la corbata no se lava con la misma regularidad que otras prendas de vestir. Y bueno, ahí le caen todos los microbios cuando uno estornuda y luego la anda uno metiendo a la sopa y a todos lados". Esto no lo dijo un comediante a propósito de la nueva gripa. No. Son palabras del secretario (ministro) de Salud mexicano. En estos tiempos, la corbata es un peligro para México.
4. En Sinaloa, al decir que yo era del DF -un tanto en broma, un tanto en serio- me cuestionaban sobre el estado de mis pulmones. Ahora, en el extranjero, al decir que se es de México -no tanto en broma sino muuuuuy en serio- no cuestionan nada y cancelan vuelos hacia este país o -en el colmo de la exageración- te ponen en cuaretena y te aislan del mundo en un hotel, como lo hicieron los chinos... Habría que decirles que el virus de la influenza -o el que fuese- no va en el pasaporte.
5. ¿Qué hicieron ustedes -los que viven en México- en estos días? A mí me tocó trabajar. Los tiempos de ocio, básicamente, los dediqué a descansar. Ah, y un poco de bici. En una ciudad que fue pa' mí solito.
6. La ciudad como nunca: sin vida en sus torrentes pero también muy tranquila y apacible.
7. Un amigo regaló libros. Si, una idea muy descabellada de su parte pero ampliamente aprovechada por un servidor. Con dos mochilas regordetas regresé al depa.
8. Me caga sobremanera dejar el blog más de tres días sin letritas.
9. Amo Chilangolandia, con todo y su brote marrano. La llegada en avión a esta ciudad por el noroeste, ubicar Santa Fe, Polanco, dar vuelta a la izquierda arriba de Reforma y enfilarnos así hacia la pista del aeropuerto, es una bienvenida que como pocas da una ciudad...
10. Y ya está online la entrevista (aquí se oye, o en la columna derecha de este blog) que me hizo la Lolita Ayala de Los Mochis, la Mico Micófono de Sinaloa, la Sandybell de Culiacán, Alma Aguirre, en su podcast "de chile y de manteca". E insisto: no me gusta mi voz :(
1
Antes de llegar al DF
2
Llegando al DF
3
Chapultepec, Torre Mayor, Reforma
4
WTC y la colonia Nápoles
5
División del Norte
6
Delegación Venustiano Carranza
6
Sepa qué colonia sea, pero sin duda es de esas que se cimbra con el paso de los aviones...