AEROPUERTOS Y TURBULENCIAS

Mis padres estarán en Chile todo el 2010. En abudantes y nada despreciables vacaciones andinas, se dedicarán los próximos 365 días a visitar familiares, recorrer lugares, asistir con amistades, comer asado, beber vino y demás situación disfrutable que se les ofrezca. Ya tenían un tiempo (un buen tiempo) de no ir y ahora, que hay lodo, se deben atascar... Estuve, por esa misma razón, en el aeropuerto, en la horrible, gélida y aséptica Terminal 2 que el jumento de Vicente Fox mandó construir...
Horas después regresé pero a la Terminal 1. Tras un vuelo muy ajetreado y con turbulencias que movían el avión como si estuvieras, literalmente, en la cama voladora de las borracheras, aterricé aquí, en la bella Guanatos, Guadalajara Guadalajara, hueles a limpia cola... perdón, a limpia rosa temprana. ¿El motivo? La FIL, la Feria Internacional del Libro, la más importante después de la de Frankfurt.
Llegué el domingo en la noche y desde entonces he dormido tres hrs. aprox. Ahora que escribo esto, el reloj de la compu anuncia las 01:59 minutos... La desvelada la traigo desde el viernes, que tuve una despedida de departamento (no el mío, sino otro) y salí al alba.
Pensé dormir en el vuelo pero no sé si les pase: uno está cayéndose a pedazos y quién sabe de dónde, de repente (sin droga alguna de por medio, eh), ¡el sueño se esfuma! Vi el anochecer por la ventanilla y me puse melancólico (tengo mi corazoncito, jeje), se me volteó el estómago en el primer jalón de turbulencias, me entretuve un rato con la ochentera y pésima música del avión... Y cuando quizá estaba agarrando la flojera del asiento, llegamos a Guadalajara.
A pesar de ser domingo, el reven librero no estaba flojo. Y menos con un día de inaugurado el encuentro. Pensé en ir a la Expo Guadalajara, lugar donde se realiza la feria, y ver a Ozomatli, banda de Los Ángeles -ciudad a la que ahora está dedicada la FIL- pero no me dio tiempo. Me fui al hotel, apenas dejé las cosas y los mensajes de respuesta al que había mandado yo ("ya llegué... dónde es el aquelarre?") llegaron a la bandeja de entrada del cel.
El ambiente nocturno en sus calles (igual que cuando se realiza la muestra de cine en marzo) se percibe fuerte. La fiesta fue en un hostal del centro, regenteado por un fotógrafo gringo que se parece un buen a Moby, amigo de una amiga. Es fotógrafo musical y tiene estampadas las murallas de infinidad de conciertos a los que ha ido. Vi unas de Metallica y Depeche Mode... Buena música, buenas chelas y buenas tapatías, desde luego...
Hoy en la mañana, sacando fuerzas de flaqueza, me incorporé. Tenía las cortinas del cuarto cerradas. Que todo se viera oscuro me provocaba una flojera enorme y no me lograba parar. Pero sabía que ya era de día pues había sonado la alarma que horas antes, en completa efervescencia, yo mismo había ajustado (eso sí, siempre muuuuuuuy responsable), y la luz, cual hilo o cual rayo, se colaba por los contornos. De un salto me levanté y corrí las cortinas de par en par... Aaaarggghhh, ya sé qué sintió Nosferatu.
Hice lo que tenía que hacer. La dinámica libreril (además de un rico baño) me devolvió a la normalidad. Si son de Guadalajara y nunca han ido a la Feria, háganlo. Hay muy chidas presentaciones y prácticamente están todos los sellos. Faltaría, eso sí, un espacio para las editoriales independientes, pero los stands cuestan un ojo de la cara y cada vez se cotizan más... Pero bueno... Pueden robarse libros, un clásico de toda feria de este tipo ;)
Qué cosas. Hace rato me trajeron al hotel. Juraba que ahora sí me dormiría. Y me puse a escribir en el blog! Jjaja... Estoy algo pedo. Venimos llegando de la famosa Mutualista. Se me trepó rápido, es el sueño. Lo sé. Y ahora sí ya me dio mucho. Son las 2.33. Al menos no me estoy durmiendo como a las 6 de la mañana de ayer lunes. Mañana (al rato) tengo una deber a las 10. Tiempo suficiente. La energía no se destruye, sólo se transforma, pero en mi caso ya es la excepción... Qué sueño tengo.
Antes de irme: Qué hermosa luna se cuela por la ventana. No sólo ilumina. Brilla incandescente. Ahora dejaré las cortinas abiertas...
Y que la luna me acompañe.

7 pechoch@s: (+add yours?)

marichuy dijo...

Jota Pechocho

o siempre he soñado hacer dos coas:

a)Llevar una vida de aeropuerto; es decir, pasármela viajando

b)Ser editor de la sección cultural de Periódico importante, para visitar Ferias Internacionales del Libro y Festivales Internacionales de Cine (de preferencia todos los de Europa)

Saludos

Alma Rosa dijo...

tu no deberías ser el Blogger Pechocho, sino el Blogger Viajero, como que te queda mas no?

te deseo un excelente viaje y un mejor retorno.

abrazos y que lo disfrutes.

DIANA dijo...

Pechocho! cuando yo sea grande quiero ser como tus papás!!..pasarme un año de vacaciones!! que envidiaaaa!!

Eso de la FIl me da mucha envidia también...estar tan lejos y no ir a comprar unos cuantos libros que se me antojan.

besos!

karenina dijo...

ese blogger pechocho puro viaje eh! ahora TU saca la fiesta, esta crónica me gusto más que la de puebla...salud!

Laura dijo...

Coff*Poesidaparalapechocha*Coff

: D Enjoy pechocho.

Alnilam ريداي dijo...

buen viaje y si, la terminal 2 es un asco

frecuenciax.com dijo...

Pus, ni hablar, eso de tener la oportunidad de ver el orizonte "al tú x tu" es una de las cosas que uno no se puede perder cuando vuela. (bueno, en caso de que uno volara, digo) :p

Saludos.
P.D. y no dices que libro te comprates?¿ pa que lo recomiendes o critiques, digo.