AMBIENTE FAMILIAR...

video

Y Morelia volvió a mí. El fin de semana anduve nuevamente por aquellos lares. Entre sus innumerables templos, conventos y fuentes coloniales, que la convierten en una de las máximas capitales exponentes de la arquitectura colonial -Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1991-, gasté mis suelas. Era imperativo hacerlo.

Photobucket
fuenteI
Fuentes, fuentes y más fuentes...

Me comentaron que todos los sábados hay un show de luces y música y toda la onda en el encendido de la Catedral. No lo pude apreciar. Estaba comiendo/cenando. Lo que sí atestigué es que los morelianos no sueltan sus calles, sus espacios, su derecho a la fiesta y al esparcimiento, a últimas fechas acotado pues esta ciudad, este estado, Michoacán, es uno más de los ya varios lugares en la extensión de nuestra sangrante República Mexicana donde uno puede encontrarse abruptamente en medio de balaceras, ejecuciones, emboscadas...

catedral noche
Catedral michoacana
En la última década el fenómeno del narco ha crecido. Y no se vislumbra que vaya a terminar en corto plazo. Aun hay diversos sitios en aparente tranquilidad y calma, pero así se decía antes de aquellos que hoy comienzan a dar síntomas de virulencia.
acueducto
Acueducto
En fin, entre detenciones de narcos, acusaciones de infiltraciones en el gobierno, de uso político de la justicia y del tema de seguridad, lo cierto es que este fin de semana las calles del centro se cerraron... para abrirse. La gente, concentrada en la plaza. En los portales y sus terrazas. Parroquianos a la mesa en conversaciones diversas. Los sorbos al café. Los tragos a la cerveza. Inevitable no sentir un tipo de ambiente de pueblo. Varios se conocen y saludan en los cruces. Conforme uno sale de ese bullicio y camina por el casco viejo colonial (sobretodo en domingo), la sensación se define en dos: tranquilidad, plenitud. Establecimientos cerrados y excepcionales combis y micros surcan la soledad de la periferia del centro.
Photobucket
Monje en el centro
Eso sí, una gran mayoría lleva en la mano su gazpacho dominguero (mis amistades me llevaron a comprar el mío "con el 'Güero'", "el mejor gazpacho", a decir de ellos). Cual plaza de pueblo, también aflora el atole de grano y los uchepos. Si uno previamente no se atascó con sopa tarasca o con las carnitas estilo Michoacán, puede entrarle sin gula alguna a estos manjares para deleitarse caminando. O sentados en una banca o sobre las escalinatas de la Catedral.
carnitas
¿Por qué siempre los cerdos de las carnitas están sonriendo cuando están dentro del cazo hirviente?
Ubicado justo a un costado de la Catedral, cerca de donde danzan los viejitos (video que abre esta entrada), de las infaltables estatuas humanas, de los payasos con los mismos chistes sobados de siempre, y a pocos pasos de una cabina de información turística, está el boquete que dejó la granada lanzada a la multitud el 15 de septiembre del año pasado (¿quiénes? ¿narcos? ¿el propio gobierno?). Ahí sigue, sin sanar, hendidura de un color más rojo que el resto de los adoquines. A escasos centímetros de ese breve agujero una pareja de morelianos conversa. Ríe. Ajenos a lo que yo veo y pienso. Ellos quizá pensaron lo mismo. ¿Pero de qué vale vivir en la incertidumbre y a quién le sirve que me desenvuelva en el terror? Quizá eso pensaron. Y es que quizá suene a slogan turístico, pero -pese a todo- Morelia va.
ñora
Ella es la taxista chiquirruca
La taxista de la foto me recomendó "el antro de moda". Se llama "El Ego" y está allá arriba, al señalarme una colina al extremo de la ciudad, donde se despliegan las zonas residenciales exclusivas de esta capital, comenta. "No recuerdo si son los jueves primeros o últimos de cada mes pero se arman unas fiestas que llaman 'Fiesta de los chiquirrucos'. Ponen de Alice Cooper, Rod Stewart, Donna Summer... Se ponen buenas; he ido".
Ella misma me confirma la existencia de otro sitio, algo opuesto a El Ego pero ya con cierta fama que ha llegado al DF: La Fonda de Doña Herme. Me dice que está a las afueras de la ciudad, en la salida a no recuerdo qué municipio...
el quelite
"Chiquito pero grandioso"
En la noche, en compañía de mis fieles guías, hicimos la procesión debida. Comenzamos ligero, se podría decir. El Quelite es un minibar (pero realmente un minibar), ubicado sobre la avenida Madero. Su slogan es "chiquito pero grandioso". En esta ocasión el barman, quien además de las chelas pone la música, hilvanó una serie de rock en español del más típico y obvio... Ahí estuvimos un rato para después asistir al segundo punto. El sitio es idóneo para empezar la noche o para entablar una seria conversación sobre algún tema trascedental... Ya luego, es menester perderse en los excesos, jaja...
vecindad
pachucovecindad
La roja vecindad
La Vecindad fue el segundo punto. A unos pasos de ahí. El lugar estaba hasta las margaritas. Lleno lo que se llama lleno. De luz roja sexosa y un calor no menos ídem, el sitio asemejaba a un patio de vecindad, donde los vecinos -al momento de cruzar el umbral del lugar en eso nos convertimos- bailamos al ritmo guapachoso del que dispuso el DJ a base de cumbias setenteras y villeras argentinas. Es de esos lugares para universitarios, donde llegan turistas en busca del México Rústico o los fresas (de El Ego, quizá) en pos de las emociones fuertes. Un olor a mota que provenía del traspatio llegaba a las narices de quienes bailoteábamos en el patio central.
limbo
El Limbo
Ya pasada la hora de las brujas cerramos la noche en El Limbo, igual ahí, en el mismo centro. Rock sesentero fue el menú de la noche y en las pantallas dejaron correr un concierto de Guns N' Roses desde París. Así, mientras Axl Rose desplegaba su fortísimo ego rockero sobre la pantalla, nosotros coronábamos la noche en el segundo piso de este bar, tapizado por fotogramas de innumerables películas de ayer y hoy, de aquí y de allá.
(Vaya que las punkys michoacanas saben bailar con los Trashmen.)
PD. A la Fonda de Doña Herme no me quisieron llevar, ya que a pesar de ser de esos lugares donde la fiesta termina bien entrado el día siguiente, la leyenda urbana (aderezada de reales episodios de balaceras cercanas) dice que cuenta que es el lugar donde gustan empedarse zetas... ¿Pus no que ya los habían corrido?, dije pa' mis adentros...

11 pechoch@s: (+add yours?)

Flor de Loto dijo...

Ajalas! muy buena descripción de la ciudad, se me hace que tú podrías trabajar en un canal de esos de viajes y hacer un programa como Trotamundos o algo por el estilo, jeje.... cuentas tus aventuras pero también recomiendas los lugares chidos de la ciudad.

Saludos!

Kariz dijo...

hola mi niño pechocho!
Buenas fotos!
Yo kiero salir a carretear contigo y tus amiga@s :)

Kariz dijo...

hola mi niño pechocho!
Buenas fotos!
Yo kiero salir a carretear contigo y tus amiga@s :)

Jolie dijo...

jjaja la taxista chiquiruca???
ay pechocho

pechochas fotos y excelente crónica hay tantos contrastes en este nuestro mexico que es increible saber que en ese lugar hermoso haya violencia de la mas fea.. :/

bueno y me sacaste a pasear, al menos yo que no tengo vacaciones


besos!

Karlyle dijo...

Pechocho, faltó una foto del enorme boquete...

Alnilam ريداي dijo...

muy buena cronica... aunque no me habia dado cuenta de eso...¿porque los cerdos sonrien cuando estan en un cazo? es curiosa la publicidad de los restaurantes....y haciendo memoria, hay muchos asi

Ale dijo...

Que padre relato, de por si Michoacán es un estado que siempre he querido conocer, ahora al leerte me ha dado más curiosidad, me encantó la foto del monje.

Feliz Cumpleaños Pechocho!
besotes!!

Alma Rosa dijo...

Lo peor que podría pasar a cualquier lugar afectado por la inseguridad, es que se detenga a tal grado que ya no viva.... Morelia Va claro que sí, al igual que muchos otros estados en donde los más son los buenos aunque no porten armas... que bueno que regresaste bien... un abrazo, cuídate.

marichuy dijo...

Mi Blogger pechocho

Tan linda que es Morelia; me encanta y tus fotos buenísimas.

Pero... siempre hay un pero... y la guerra de Jelipito -esa que dice que "aunque no lo parezca" vamos ganando- está costándole mucho a este país.

R a m dijo...

Blogger pechocho.
En uno de mis sueños pienso poner mi consultorio en esa bella ciudad, me agrado mucho tu reseña.

Exito.

Blogger Pechocho dijo...

Saludos a tod@s!!!!

Sí, me faltó tomar la foto del boquete, pero justo ahí no llevaba mi cel/cámara fotográfica/cámara de video :(