DE NOCHE, NO TODOS LOS GATOS SON PARDOS

Es la madrugada de fin de semana en la Ciudad de México. En punto de las 2.30 de la mañana se corta el flujo etílico en las barras de todos los sacrosantos y bien portados bares, antros, cantinas y demás tugurios de esta ciudad capital, tal y como lo marca la santurrona ley que se aprobó hace unos meses y que, ñoña, ñoñísima, a las tres de la mañana nos manda a dormir a todos (dizque, pues no escasean los sitios que dan cortinazo o aquellos de alma considerada que ponen su casa como refugio postcierre). Enfiestados (antes habíamos visto el nuevo documental sobre Tin Tan y así... cómo no estarlo!), huímos de Marcelolandia (región de izquierda con una noción de vida nocturna muy de derecha) y nos lanzamos a Copetelandia (región No Comments). Una amiga, en el trayecto, nos aclara: "los llevaré a un lugar bien pesado, así que si se ponen de nenas, mejor ni se anexen..." Todos, al momento, presumimos de machos bragaos: "Llévanos a donde quieras, aversicierto, nomás no nos salgas con mamadas" (¿qué decía de los comentarios?). Enfilamos hacia Ciudad Nezahualcóyotl, sector gigantesco allende los límites del DF con una densidad de un millón de habitantes, una especie de Polvolandia al que de noche no se entra como si estuvieras en tu casa y al que muchos consideran ya mothernizado porque tiene varios centros comeriales donde ir a comprarse un helado de McDonalds. A estas horas de la noche, sin toparnos con la corruptísima y temida policía del Estado de México, llegamos de boleto a Ciudad Neza, Mi Nezota, Neza York, específicamente a una colonia popular de esas en las que vas a 30 km/hr, cuidando que no se te atraviese un perro famélico o un teporocho perdido. Llegamos finalmente a la quesque "discoteca Spartacus". Pero lo que yo observo por fuera es más bien la fachada de dos o tres casas habilitadas como un antrucho... Tres transexuales gigantescas nos anteceden al entrar. Su olor a perfume de 80 pesos comprado a la salida del metro es la clara muestra de que ellas (ellos) van a lo que van, a ser las reinas totales de la noche... Entramos (40 o 50 pesos creo costaba la entrada). El lugar está hasta su madre. Es de tres pisos. En el primero hay mujeres y hombres sentados a las mesas, chupando, fumando (recuerden que estamos fuera del DF, aquí la Ley Antitabaco no es más que un chiste). Es notable la presencia de las chicas/chico y sus cabelleras estilizadas y sus implantes de toneladas brotando de sus escotes y sus risas jocosas estruendosas locosas. Se ve por ahí a la clon de la Tesorito, Mónica Naranjo, Barbie, Pocahontas, Alejandra Guzmán, Lady Gaga y otras que, no es por ofender, pero paracen luchadores rudos, rudísimos, seres que quizá en la mañana reparten el gas y ahorita están metidos en unas minifaldas que asoman sus extremidades peludas... A esas alturas del partido, uno necesita ser muy ingenuo (o muy pendejo o muy enclosetado) para no notar que estamos en un antro gay, bueno, más que gay, de vestidas, trans, drag queens y similares. "¿Qué tal, eh? ¿No se les arrugó?", pregunta nuestra amiga con sorna. "La neta, no", contestamos. Dentro de mis ídolos artísticos tengo a Oscar Wilde, Monsi, Morrisey, Juan Gabriel, además está de moda "respetar las preferencias sexuales", pienso yo, acorde a los tiempos que corren. Los baños están re feos y pues no es de todos los días ver a mujeres que hacen pipí paradas! La música va del techno barato a Gloria Trevi y, obvio, Gloria Gaynor y melodías del tipo (los ochentas son muy gays, pienso). Vemos pocas parejas hetero que, como nosotros, curiosean y turistean en el ambiente gay-hardcore-punk... bueno, eso en el primer piso, "el fresa"... Nuestra amiga, que por los conocimientos del terreno se ve que no es la segunda ni tercera vez que viene, nos lleva a dar el tour. El segundo piso es de luces mucho más tenues y las parejas hetero escasean, en proporción contraria a los hombres y los transexuales que pasan por doquier. Este piso da a una terraza que asoma a la planta baja, en la cual está comenzando el show de un wey bien mamado y encuerado (bueno, sólo lleva un moño al cuello, unas botas y una tanga) que se pone a bailar a ritmo de la música. El toque singular de la casa consiste en que el cuate éste se quita en cierto momento la tanga para mostrar así a su público que está bien firmes y pasar su miembro por las mesas para quien guste checar la mercancía. Se necesita también estar muy wey para que uno no se de cuenta de que se estamos en los límites de la ciudad, en la periferia, en el cinturón donde todo se puede y todo está permitido. Y más a esas horas de la noche, marcador en el que ya muchos están soberanamente ebrios... Se ve gente de todas clases sociales pero los que más abundan son los nativos, gente del baririo y repúblicas anexas. Obreros, albañiles, soldados, oficinistas, uno que otro yuppie y condechiano comparten con las trans exageradamente maquilladas y operadas. Estamos en su territorio y las miradas tienen de todo, menos discresión. El cirujano ha dejado buenísimas a varias de ellas pero pus ahora sí que aunque la mona se vista de seda... trae premio integrado. Y pues tan europeo no soy, la mera verdat; en esos menesteres sigo siendo tradicionalito y a la usanza cristiana apostólica romana... La vibra es inevitable no sentirla. Estamos en un lugar prohibido, de esos que nacen, existen y mueren cada noche y a escondidas... Pero esto aun no termina. El punto climático de este viaje a otro mundo (tal cual) sucede: ascendemos por una miniescalerilla al tercer piso (el infierno, el paraíso, el purgatorio, ¿por cuál votan?), escalones breves por donde montones transitan a la vez. Tercer piso: sitio en penumbras (sólo un foco a un costado y algunos celulares usados como lámpara... y como cámara), sin música (los rebotes de allá abajo solamente), pero con decenas de sombras, ya sea en grupo, pareja, solitarios, actuando o mirando, en la bacanal de sexo que se efectúa. El golpe es tremendo. Sí, a la mera hora sí me puse de nenita. Y se me arrugó. (Chale, es que no soy metal forjado a temperaturas taaaan extremas.) Se percibe la respiración bestial de quienes ahí están. Un deseo sexual desquiciado y animalizado se agolpa en ese breve espacio de 15 x 15 metros. Muchos sólo están recargados, observando; otros por allá hacen lo que están haciendo. Impresionantes esas bolas como de 10 personas que sepa la chingada qué los tiene tan embobados (bueno, se intuye pero no asoma nada). Apenas subimos cuando ya estamos bajando. Entre tanta bestia (literal, no es peyorativo) no fueran a desconocer a la banda... Uy, no, de terror nomás pensarlo! Entre prevención, falta de costumbre y el haber topado de frente con la más completa despersonalización del sexo, el trancazo tarda en asimilarse... Bajamos al primer piso y desde ahí observamos la escalerilla, allá arriba, con ese incesante subir y bajar de seres... La pregunta es inevitable: ¿se ponen condón allá arriba? O deja del condón: ¿qué pedo con esa manera de tener sexo, tan a la chingue a su madre el papa? Ya sabía de los cuartos oscuros, como seguro todos ustedes han oído de ellos, pero ver el ambiente en uno, directo, sin intermediarios, es un shock cabrón. Denso. Sonará quizá paternalista, pero en ese momento me cae que uno piensa cuántos bajarán de ese tercer piso con la factura de la vida ya cobrada... Ves la cara de la muerte... en el placer. Eros y Thánatos.

Ah, qué cosas! Y a qué pinches lugarcitos nos llevas, Pavle... (jaja, por cierto, esta chava ahora nos dice que ya somos machos, y más que bragaos, machos "calados"... Jija de su madre!)

22 pechoch@s: (+add yours?)

frecuenciax.com dijo...

No, pus si estuvo "denso" el relato (y la experiencia) que prefiero leerla en tu blog que vivirla en carne propia, ja!

Saludos.

P.D. a p'a lugarcitos que frecuentas.

Sonia. dijo...

ups!... una real historia de terror!

marichuy dijo...

"(el infierno, el paraíso, el purgatorio, ¿por cuál votan?)"

Blogger pechocho

Yo voto por todo junto, je; ahora sí que: un mélange.

De lectura yo he sabido de muchos sitios así. Xavier Velazco tiene un libro de relatos llamado "Luna llena en las rocas", donde cuenta de cada tugurio. Hay uno, según recuerdo asentado a un costado de la Alameda Central, en el cual -y sin necesidad de subir al tercer piso- ves sexo en vivo y en directo realizado en el escenario, en todas las combinaciones posibles (mujer con mujer, hombre con hombre y hombre con mujer) y también con la participación voluntaria de los parroquianos.

Después de saber de eso, me sentí la más fresa del planeta.

Saludos

karenina dijo...

que denso eh! pechocho, crei que después del perreo no habria algo más denso pero si creo que diste un tour por varios libros y actos que uno intuye e imagina pero estar ahi en vivo y directo asuuuu! saludos calados!

Laura dijo...

Llévame.


Se me olvidó el título.



No hay pedo, yo soy Stalker, no me interesa ligar.



Male Laura me cae mejor.



Bareback... rockea


Mi esposo, no.
(Hoy vino y fue todo awkward)


^^

Jolie dijo...

tu me quieres asustar

Alma Rosa dijo...

y a que olía????

Karlyle dijo...

jajaja, me divertí de leer esto. Me divertí más con la pregunta anterior, de a qué olía jajaja..
(también lo pensé en mi inconsciente mientras leía el post).

Saludos!!

Bere Tarde o temprano dijo...

jajajaja, me imagino tu cara! que susto! buena experiencia dicha de halloween no? :S yo he ido a bares gays pero no a esos, pues donde te metes? Bueno, lo chistoso de estas experiencias es que despues te dan risa no? y ya tienes algo chistoson que contarle a tus amigos.


un beso

Kariz dijo...

Guau! Pensé que me iba a dar lata leerlo la verdad porque era largo y estoy raja pero déjame decirte que tus experiencias excelentísimas y tu forma de escribir me agarraron. Disfruté mucho tu post y veo que eres muy aperrando lindo pechocho. Genial. Siempre sacas alguna reflexión de estas experiencias súper honesta y me encanta.

Estaré atenta a tu próxima aventura!

Kariños

Yaya dijo...

Muy buena prueba de hombria heee!!

Y me hiciste reir con tu mega aventura....pero por si las dudas no vuelvas, ya me imagino el lugar, de por si no vuelvo a visitar el DF ni Ciudad de Mexico, las veces que fui me llevaron a lugares horribles y yo soy muy "miedosa", digamos que no me gusta mucho la aventura.
Creo que la reputacion no ayuda mucho.

Bueno, que este sbien y que tengas un buen inicio de semana.

Anaís Sandiego dijo...

¡Tremendo relato! Concuerdo en que prefiero leerlo que vivirlo, aunque igual me pica la curiosidad por visitar un antro así...

Y mi preocupación va por donde va la tuya: ¿se cuidarán? ¿Cuánta muerte no se repartirá en el tercer piso?

Abrazos.

Maya Rincón dijo...

oh my god pero esto es real?:P

*ஐʚïɞ Alec ʚïɞஐ* dijo...

jajajajajajaj!!!


que cosas pasas deveras!


beshos

Ardilla... dijo...

Ok, no precisamente en el Spartacus pero puedo presumir que yo también soy un machito calado.

Mmm eso de "presumir" como que no, pero creo que me explico.

Violetta dijo...

hahahaha que bonito escribes cabron, me lo heche todooo sin importar que casi me quedo ciega por la mescla de colores, pero en fin yo nunca he ido a un lugar y asi, espero nunca hacerlo, no por que sea una asustada si no mas bien temo por mi vida y mi salud rectal hahaha

Blogger Pechocho dijo...

jejeje

chido por sus comentarios.

Y pues sí, el lugarcito estaba muy groovie. Y a qué olía??? La verdad ni reparé en eso.

Champy dijo...

Mmmmmm.

Ya repasé un buen de entradas tuyas, y aquí me detengo a comentar por varios motivos.

Yo soy gay asumido, y enfrento mi esyilo de vida de frente. Y se a lo que te refieres en esta entrada y en casi cada una de tus estrofas y renglones.

A mi y a todos nos ha pasado lo mismo o algo muy similar la primera vez que ponemos un pie en esos sitios, seaslo o no.

Los hay de todos colores y tamaños, olores y jedores, eso si, sreo y cais estoy seguro, que quien lo cuenta, siempre entra por su propio pie, y de la misma forma sale.

Quiero suponer que ahí dentro, en esos lugares semioscuros, sucede lo mismo que en los semiclaros, el que se quiere arriesgar se arriesga, la calentura es la calentura entre heteros y homos, animales a fin de cuentas, el que busca la muerte la encuentra, y eso no tiene nada que ver con preferencias y estilos de vida, quizá, en ciertos ambientes sociales, los guevos sean utilizados de mejor manera.

La verga es adictiva, una vez que la pruebas ya no la puedes dejar, y la curiosidad es señal de la madre naturaleza, y contra ella no se lucha.

Que hay debajo de los lentes de la entrada posterior?

2046

ecarmona dijo...

Nada que ver con aquellos dias de lss peliculas de ficheras del pelon Solares.
.. donde ese tugurio servia para set de cine... donde hasta la residencia del expresidente municipal Ornelas hacia suponer la futura posi ilidad de desarrollo... en un mundo cotidiano donde podria el i.dividuo suponerse... sin tapujos. Hasta parecia una invitacion al turista plus para que conociera un lugar limitado solamente por su joven desarrollo... no por la falta de aspiraciones sinceras y propias.

Nejim Troncoso dijo...

Divertido relato, eres bueno para narrar tus putiaventuras.Eso del cuarto obscuro ya lo vivi hace muchos a@os en Ciudad de Mexico en "El Ansia" y en Rio de Janeiro en "Atlantis", pero no tan arrabalesco como te paso a ti.Ahora en Tijuana existe un lugar asi al cual aun no he podido ir y que se llama "Fusion" pero sin caer en lo arrabal. Lo curioso del todo, es que el chavo que me corta el pelo fue mesero del Spartacus y me cuenta todo el desmadre de lo que sucede ahi,que personalidades y personajes van y lo que pasa ahi dentro. Gracias por tu divertido a ameno relato, porque gracias a el , mi proxima visita a Ciudad de Mexico, sera ir al Edo. de Mexico en visita exclusiva a tan famoso lugar :-)

Nejim Troncoso dijo...

Divertido relato, eres bueno para narrar tus putiaventuras.Eso del cuarto obscuro ya lo vivi hace muchos a@os en Ciudad de Mexico en "El Ansia" y en Rio de Janeiro en "Atlantis", pero no tan arrabalesco como te paso a ti.Ahora en Tijuana existe un lugar asi al cual aun no he podido ir y que se llama "Fusion" pero sin caer en lo arrabal. Lo curioso del todo, es que el chavo que me corta el pelo fue mesero del Spartacus y me cuenta todo el desmadre de lo que sucede ahi,que personalidades y personajes van y lo que pasa ahi dentro. Gracias por tu divertido a ameno relato, porque gracias a el , mi proxima visita a Ciudad de Mexico, sera ir al Edo. de Mexico en visita exclusiva a tan famoso lugar :-)

VXs dijo...

Super despectiva tu forma de narrar