EL CINE ES MEJOR QUE LA VIDA...

Eso decía Emilio García Riera y así tituló su libro autobiográfico. Él fue un exiliado español que llegó a México cargando, entre otras cosas, una fuerte proclividad a lo que oliera a cine, una filia que años después se convirtió en vocación, y con la madurez del tiempo en toda una institución (Riera es a Guadalajara lo que Georges Méliès a París; incluso diría que sin la existencia de Riera, no conoceríamos ahora a Guillermo del Toro).

Lo traigo a colación por la fuerza de su enunciado. Y porque en ella pensé en cierto momento la semana pasada cuando me detuvieron unos encuestadores a la entrada de la Cineteca para ayudarles a hacer "una evaluación del trabajo y servicios que da la Cineteca Nacional"... Las preguntas iban desde la calificación ("muy buena / buena / regular / mala") que le daba a los baños hasta si me gustaba el confort de las salas de proyección... Al escuchar esas preguntas contesté con cierta indiferencia. "Pa' lo que sirven estas madres; a lo mucho van a poner jabón líquido en el baño y cambiar los azulejos amarillos por verdes-agua".

Pero cuando el de las preguntas llegó a esa pregunta fue inevitable. Riera se volcó en mi cabeza y pensé en él y en todos los cinéfilos muertos. En la Cineteca que ardió hace no sé cuántos años. En aquellos que se alzaban de sus asientos porque pensaban que el tren de la proyección se iba a salir de la pantalla y los iba a matar a todos... Se apoderó de mi el espíritu de Totó (sí, el de Cinema Paradiso). Pensé que si el cine lleva más de 100 años y se mantiene en su sinergia original (un público que va a una sala a oscuras a ver la proyección en una pantalla grande de la película de su preferencia), que si el cine sigue siendo, efectivamente, mejor que la vida (¿quién no se desprende -para bien o para mal, en mucho o poco grado- de su conciencia cuando está, solo, frente a una pantalla?) y que si la gente continúa asistiendo a las grandes salas ("el cine se ve mejor en el cine") independientemente de canales privados, DVD's y MID's, entonces mi respuesta tendría que ser categórica. ¡Y lo fue!

"Joven, ¿qué propuestas haría a la Cineteca Nacional?"

"A ver, mi chavo, si es Cineteca Nacional no le veo ese adjetivo por ningún lado, más allá de las conexiones que tiene con otros circuitos cinematográfricos de la ciudad como son la UNAM, el Poli o ciertas salas comerciales, más allá de eso no existe fuera del DF; punto número 2, los precios, se supone que los martes y miércoles los boletos están a 25 pesos, más baratos, pero sólo se aplica a funciones no especiales, o sea a media cartelera, pues siempre hay algún foro, muestra o proyección relevante y así pues qué chiste, piensen en los estudiantes y en el proletariado con ganas de aprendizaje y superación; punto número 3, no es por ser malinchista pero tampoco hay que pecar de chovinista, ¿pero ya checaste (mi dedo inquisidor en el pecho del encuestador) lo que hace la Cinémathèque de Francia? ¡Papá, hasta museo tiene! Digo, son obvias las abismales diferencias pero por algo se empieza, ¿no?, además, nuestro cine no nació ayer, mi chavo, ya tiene memorabilia. Acá, la "Cineteca Nacional" (léase con sarcasmo) con su librería con títulos del Conaculta y números atrasadísimos de la revista Generación y Moho y con su servicio de archivo ya se cree la divina garza, ¡por favor! Orale, te acepto eso, que tiene esos servicios, ¡pero ni los explota! No los difunde. Más allá del maik de la limpieza, de los que laboran aquí y de dos o tres clavados del CCC y del CUEC, dime quién visita los archivos. ¡Nadie! Sí, sí, ponle eso. Y ponle que la Cineteca debe ser proporcional a los millones de habitantes que se supone debe agraciar, tiene que tener más ingenio en su afán de divulgación, promoción, proyección y resguardo de películas. Ahora, sus programas dobles, ¿en qué diablos están pensando? Se supone son los clásicos, ¡y los proyectan al mediodía! ¡No la chinguen! ¿Quién viene a esa hora? Sólo los de la secundaria de aquí enfrente y eso si no se van de pinta a Six Flags... Por ejemplo, hoy pasaron dos de George A. Romero, La Noche de los Muertos Vivientes y Día de los Muertos, dime ¿cuántos cristianos había en la sala? ¡Dime! (cachetada guajolotera al encuestador con mirada cabizbaja). Mira, no es por verme mamón pero en la universidad estaba en el Cineclub de la fac y organizábamos ciclos bien perrones, presentaciones, proyectábamos películas bien bizarras, acá no digo que no hagan eso, están chidas sus charlas de café (risita) pero a ver, qué te parece unas funciones de medianoche, ¡ah, verdaaaaa!, o unos maratones nocturnos con ve tú a saber qué temas, hay un chingo de cine de autor o géneros para explotar... o estaría de poca que musicalizaran películas pero bien, no como la tomadura de pelo que fue aquella de Nosferatu en el panteón de San Fernando... Ah, y que haya queso fundido en las dulcerías pa' echarle a los nachos, odio las palomitas, me irritan la lengua... Eso propongo. ¿Siguiente pregunta?"

Maldito espíritu de Totó. Se pasó conmigo.
toto

12 pechoch@s: (+add yours?)

marichuy dijo...

Uy este post es como para mi, je. Esa frase de Emilio me ha perseguido desde que la leí por primera vez; yo crecí viendo cine (fui niña solitaria) y pasé por la Universidad en compañía del cine. La FCPS está muy cerca del circuito cultural, así que los viernes que no tenía clases, me la pasaba en los cines del Cultisur. Cuántas Muestras Internacionales no vi ahí.

Caray, qué tiempos verdad? cuando los exiliados españoles eran como Don Emilio y otros grandes intelectuales. En cambio ahora, son de la calaña de Juan Camilin o el nefasto Antonio Solá.

Sabes? Pues para nadie es un secreto, que en nuestro país, la cultura está tan centralizada y no sólo en materia cinematográfica, sino en todo. EL DF sigue siendo el centro neurológico de este país.

En cuanto a que la gente no aprovecha las cosas, pues también... mejor enchufarse a ver estupideces en la TV. Somos un país inculto.

Me buscaba en la foto, je. Anoche anduve por ahí (como toda snob que se respete, asisto a los Foros y Muestras Internacionales); vi "Un vals con Bashir" y me voy a atrever a reseñarla en mi blog Mélange... aunque nadie me lea o comente; me dieron ganas de hablar sobre ese film tan polémico

Anyway, yo si creo que, a veces... El cine sí es mejor que la vida.

Mira qui te dejo un link de un post reciente, donde hablo sobre eso.

http://melange-marichuy.blogspot.com/2009/06/como-en-una-pelicula.html

Ale dijo...

La cineteca...sniff..pensar que me pude haber quedado dormida ahi :(

Tuve el gusto apenas hace un par de semanas y yo quedè encantada, no te sè decir si los horarios eran buenos o las promociones porque no las leìmos, pero me pareciò baratisimo pagar como $35 y ver una buena pelicula, acà sòlo existe lo comercial, olvidate del arte.

Si algùn dìa se me concede regresar sèrà visita obligada a la Cineteca.
Peshoshishimo..pobre encuestador,èl nadamàs preguntaba y lo cagoteaste horrible jeje.

Besos Tamaulitercos.

Suzette Matadamas dijo...

El cine es mejor que la vida...si eres James Bond, diría mi marido,jajaja
Totoooooooooo. Mi blogger Prechocho, citaste una de mis citas preferidas. No me canso de ver ésta película, y cada que la veo disfruto cada cosa de ella.
Coincido contigo. Me deleita el cine y toda la magia que implica. En mi caso no tuve la oportunidad de disfrutar las pelis en la Cineteca, porque el cine de arte se proyectaba en mi Facultad (FESC). Una película diaria por temática semanal. Y lo mejor: Gratis!
Uno de los tantos privilegios de estar en la UNAM. Arriba mi escuela chingao :)
Un abrazo con apretujon para mi prechocho :)

Francisca dijo...

Debo confesar que una de mis adicciones (la verdad es que he tenido a lo corto de mi vida muy pocas adicciones y todas "buenas") favoritas es el cine, y tan como tú lo nombras, el cine, no DVD ni tv cable, el CINE. Es que uno queda hecho nada frente a esa tremenda pantalla que te come por varios minutos y te hace viajar a mundos desconocidos (o muy conocidos, como en el caso de los documentales).
Saludos!!!

Alnilam ريداي dijo...

el cine es algo esencial en mi vida, la neta es que descubres tantas cosas... y si... totalmente de acuerdo con eso de que las pelis chidas luego las ponen en la cineteca a medio día... esas son chingaderas!!!

saludos

Jolie dijo...

El cine super a a la vida y siempre casi siempre te hace reflexionar tanto, puedo accesar con medio boleto pero no como quiero porque hay horarios diversos donde lo interesante fue antes del medio dia

jaja.. creo que el encuestador termino jodido con la penultima pregunta jaja

dedo inquisidor, lo imagine¡!

LB dijo...

El cine me fascina... puedo ver una película tras otra todo el día por días enteros y sentirlo apenas.
En mis buenas épocas de estudiante me echaba maratones c/ mis amigos... entrábamos a las 12 del día y salíamos hasta la 1 de la mañana.

Laura dijo...

A mí sí me gustan los azulejos amarillos.

A la próxima te dedico un eructo.

Los salmones... es un chiste horrible xD

Feliz 2 de julio, todos lo deberíamos celebrar.


Saludos.

Flor de Loto dijo...

Ah, jajaja me encantó eso del espíritu de Toto que se apoderó de ti! jajajaja

Uy! pues has puesto el dedo en la llaga, el cine en México tiene muchas cosas que no ha superado, yo me sumo a visión optimista ¡ojalá vengan tiempos mejores!

Abrazo!

Alma Rosa dijo...

de que las peliculas se miran y escuchan mejor en los cines, ni dudarlos.... de que los besos salen bien ricos en el cine lo sé, de que se duerme re rico uff si... de que soy fan de ir al cine... no, lamento romper con el espiritu, pero pues no soy fan de ir al cine, lo hago solo cuando la película es nueva y aun no hay ni en renta ni esta en internet... que le voy a hacer,yo soy de las que gusta traer las películas en casa recostarme en mi cama, ponerle play para ir al baño, o para echarme una pestañita, en casa saco los malos espiritus sin pensar si a alguien le incomodará el olor... puedo estar desnuda o vestida o como sea y si no me gusta pues pongo otra, y si quiero más más pongo por la módica cantidad de 35 pesos, casi igual que lo que cobran en los cines de acá que aunque no tan viejos, ya huelen a humedad y hay una bola de chamacos que te avientan palomitas y no te dejan escuchar.... fin.

Blogger Pechocho dijo...

Marichuy, el libro en cuestión es de esos que define rumbos de vida. En cuanto a la calaña de españoles que últimamente acoge el gobierno, pues se resume en la máxima: "dime con quién te juntas y te diré quién eres".
Ale, cada que vengas al DF es visita obligada la Cineteca. Tiene sus pendientes pero claro que tiene sus dones.
Suzette, similares circunstancias viví yo en la FCPyS... Y si, arriba la UNAM cómo chingados no!
Francisca, justamente bajo el Palacio de la Moneda tienen en Chile su Cineteca Nacional. De hecho se inauguró con una serie de películas mexicanas hace tres años. Aprovecha sus proyecciones.
Alnilam, eso es lo que son: cómo que los clásicos al mediodía? Pues quién les pegó en su carita?
Jolie, el dedo inquisidor, lo imaginaste? Bruja!
LB, no dejes esas prácticas. Eso de "en mis buenos tiempos" suena a como que ya no los tienes... Pues qué pasó!
Laura, espero ese sapo. Y dime qué tiene de significativo el 2 de julio y no el - no sé- el 19 de octubre o el 27 de marzo?
Flor de Loto, tuvo que venir un sacerdote del Vaticano exclusivamente pa'sacarme el chocarrero espíritu de Totó, jaja. Ronda por la tierra. Quizá ahora se apodera de tí.
Alma, es chida esa dinámica, pero "el cine se ve mejor en el cine".

Saludos a tod@s!

Leslie Miranda dijo...

Acá en Chile quedan muy pocos cines buenos. No me refiero a las multinacionales cadenas de cine que traen unas películas del horror de malas, venden cabritas a destajo y la gente que va a estos cines va a puro comer, hablar y meter bulla.

Todos los cines del centro de Santiago casi han desaparecido, el último que demolieron, el Cine Lido. Una pena. De vez en cuando voy al Normandie, a la Cineteca, o al Cine UC. Pero la verdad es que ya casi no estoy yendo al cine. Veo muchas películas en mi casa eso sí, arriendo harto, o me consigo por aquí, por allá. Me resulta mucho más cómodo.